sábado, 7 de enero de 2012

Milagro del azul





Mi tercer marido se convirtió
a la radical devoción del azul.

 Desde entonces,
los helechos sólo inauguran
días soleados.


                      Condesa Lara




(este poema ha sido sacado del libro inédito Taquicardias de la Condesa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada